Como Pasar de autoempleado a Empresario

[likereveal theme=”blue” url=”http://luiscadenas.com/como-pasar-de-autoempleado-a-empresario/” message=”¡Haz clic en Me Gusta para ver este contenido!”]

Como personas tenemos libertad para elegir si queremos ser autoempleados o empresarios es decir, si queremos darnos trabajo a nosotros mismos o si por el contrario queremos tener una entidad empresarial independiente de nosotros, que funcione sin nosotros. La decisión es nuestra, el camino a recorrer es diferente.

Primero dejemos bien definido que es cada cosa.

–       Autoempleado: Podemos tener un negocio con 0 trabajadores o con 50 pero si nosotros no trabajamos, el negocio no funciona, depende de nosotros para perdurar.

–       Empresario: Nuestro negocio funciona sin que nosotros estemos allí para hacerlo funcionar, podemos estar 6 meses sin aparecer por él y al volver es incluso más grande.

¿Qué necesitamos para ser empresarios:

Es imprescindible tener visión, con visión somos capaces de imaginar lo que aún no existe y que nosotros estamos determinados a construir, primero lo visualizamos para posteriormente hacerlo realidad. Cuando nos planteamos como queremos que sea nuestro negocio dentro de 5 ó 10 años, estamos perfilando, dibujando como será nuestro negocio para entonces, no porque baste con verlo 5 ó 10 años antes, sino porque al tener esa imagen clara del futuro de nuestro negocio, nuestra mente se ENFOCA para llevar a cabo las acciones necesarias que permitan hacer realidad esa visión previa. No conseguimos aquello que creemos merecernos sino aquello en lo que nos ENFOCAMOS.

Pensar en grande es otro requisito básico porque si pensamos en pequeño, el negocio que creamos no da lo suficiente para que pueda pagar a otras personas que lo lleven a cabo en el día a día y siendo así, acabaremos como empleados de nuestro negocio. Solo podemos crear aquello que previamente creemos que podemos crear.

Hacer cosas distintas a las que hace la mayoría. La mayoría de las personas piensan en pequeño y se basan en el famoso “ver para creer”, cuando lo vea, lo creeré, craso error, es exactamente al revés: cuando crea entonces veré, no por magia sino porque pondremos nuestro talento a trabajar para hacerlo realidad.

Desarrollar el Plan de Empresa nos servirá para tener el mapa que nos permitirá ir desde la situación actual hasta hacer realidad el negocio que hemos visualizado en nuestra mente. Si nuestro negocio tiene ya varios años y no es como nos gustaría que fuera, es el momento de hacer ese plan para recorrer el camino.

Ponernos objetivos es una parte esencial dentro de nuestro plan de empresa, necesitamos medir con cifras como queremos que sea nuestro negocio y de esta forma podremos diseñar planes de acción para hacer realidad esos objetivos.

Es fundamental que nos “eduquemos”, que nos “formemos” en la esencia de nuestro negocio, en saber qué aporta a los demás (clientes, empleados, proveedores…), de esta forma COMPRENDEREMOS mucho mejor donde están las palancas que necesitamos tocar para hacer de nuestro negocio un negocio sistematizado.

Después de comprender la esencia de nuestro negocio necesitamos crear procesos de trabajo que permitan (como ocurre en la franquicia o en el marketing en red) que la calidad del servicio que ofrecemos sea la misma independientemente de qué persona sea la que está prestando dicho servicio, porque todos los empleados siguen la misma pauta, la misma metodología, que está definida previamente y por escrito. Por supuesto, los procesos de trabajo deben estar orientados hacia el cliente, a maximizar su grado de satisfacción.

Es muy importante, una vez que sabemos qué procesos de trabajo seguir para que nuestro negocio funcione como hemos visualizado previamente, delegar en el equipo de trabajo. Establecemos los resultados que esperamos, aclaramos las pautas y procesos a seguir y establecemos consecuencias tanto por conseguir como por no conseguir los resultados/objetivos previstos. Cuando se supervisa en exceso, los empleados se desmotivan, porque sienten coartada su libertad y su iniciativa y acaban por hacer lo justo para mantener el puesto de trabajo, pero no sacan lo mejor de sí mismos.

Para poder competir en un mercado cambiante y global como el actual es requisito imprescindible construir una red, pertenecer a una red que nos permita ser más competitivos, estar al día acerca de lo que está pasando y tener así una mayor capacidad de reacción ante lo desconocido.

Por supuesto, son necesarios dos requisitos más para que nuestro negocio pueda funcionar sin depender de nosotros:

–       Compartamos los beneficios con los empleados, de manera que el crecimiento de nuestro negocio esté directamente vinculado con su crecimiento económico, así ellos serán los primeros interesados en que el negocio crezca.

–       Eduquemos y formemos líderes que comprendan la naturaleza del negocio y estén deseosos de hacerlo crecer porque a ellos les afecta directamente en su bolsillo. Esto es, basar nuestro éxito en el éxito de los demás.

.

Quiero Ser Empresario

.

[/likereveal]

Comments are closed.