Las Claves de un Equipo de Alto Rendimiento

[likereveal theme=”grey” url=”http://luiscadenas.com/las-claves-de-un-equipo-de-alto-rendimiento/” message=”¡Haz clic en Me Gusta para ver este contenido!”]

En un equipo de alto rendimiento hay dos conceptos clave: equipo y alto rendimiento. Veamos primero que es un equipo y diferenciémoslo de un grupo. ¿Qué es un grupo?:

Es un conjunto de personas que, conociéndose interactúan mutuamente, se perciben como grupo, tienen intereses similares y buscan su satisfacción personal a través de  una actividad organizada.

Los trabajadores de una empresa interactúan a menudo, quieren mantener su puesto de trabajo y lo quieren hacer en una actividad organizada (la empresa que ya esta en marcha), sin embargo solo pasan a ser un equipo cuando:

–       Descubren que tienen intereses comunes

–       Esperan que el resultado sea superior a la suma de los resultados individuales

–       Cuando se prevé que 1+1>2 entonces aceptan pagar el precio de limitar su  autonomía y deciden cooperar los unos con los otros, sino cada uno trabajará haciendo su parcela de trabajo, sin importarle como afecta al resto de la empresa.

Ahora que hemos diferenciado grupo de equipo, hablemos del alto rendimiento.

El equipo de alto rendimiento tiene dos partes:

–       el equipo y el líder

El equipo:

–       ve al líder como un recurso, sabe que puede contar con él ante las dificultades

–       participa en la toma de decisiones, porque confiamos en ellos

–       asume responsabilidades, de sus actos y de los resultados

–       entiende las repercusiones de las decisiones, porque se lo explicamos

y eso ocurre porque como líderes:

–       trabajamos de igual a igual con ellos

–       reconocemos las decisiones tomadas por el equipo

–       delegamos

–       somos un recurso permanente, pueden contar con nosotros

Para que podamos sacar lo mejor del personal de nuestra empresa debemos darles primero lo que ellos quieren. ¿Qué quieren las personas que trabajan en nuestra empresa?:

–       Saber mas sobre lo que esta pasando en el negocio

–       Comprender porque tomamos las decisiones

–       Contribuir con sus propias ideas y habilidades en la visión de empresa que nos planteamos tener

–       Sentirse importantes y desarrollar un papel significativo en la empresa.

 

Para motivar al equipo debemos:

Formarles, ser tolerantes, criticar los comportamientos y no a las personas y aplicarnos a nosotros las mismas reglas que a ellos y además, ser previsibles y debemos evitar amenazar y presionarles.

Podemos ser gerentes sin más o gerentes-lideres. Como gerentes tendremos un grupo o como mucho un equipo pero de bajo rendimiento.

Como gerentes-lideres podemos tener un equipo de alto rendimiento, para ello es fundamental que:

–       Definamos los objetivos con claridad y comprobemos que el equipo ve estos objetivos motivadores, alcanzables y concretos. Un objetivo simple y muy útil es el objetivo de facturación diaria y el de hacer que cada cliente que viene a por, por ejemplo un saco de 4 kgs para su mascota, se lleve una cosa más, por ejemplo una golosina, sí aumenta el enfoque del personal de la empresa, porque sabe que cada vez que viene un  cliente, aparte de servirle lo que viene buscando, le va a proponer otra cosa más.

–       Les hagamos participar en las decisiones

–       Acordemos con ellos el rendimiento que esperamos de ellos y averigüemos que recompensas les satisfacen

–       Sigamos los procesos de trabajo, para eso debemos tenerlos, explicarlos y aplicarlos y tengamos sistemas simples de medida

–       Preveamos incentivos frecuentes (por ejemplo: cada mes) de escasa cuantía: por ejemplo una cena pagada en un restaurante agradable de nuestra ciudad

–       Reforcemos los éxitos utilizando las recompensas que valora cada uno, unos prefieren dinero, otros valoran más el reconocimiento, otros ser bien tratados.

Llevando a cabo todo esto tendremos un EAR (Equipo de Alto Rendimiento).

Recordemos que en nuestra empresa nadie es imprescindible pero todos son necesarios, el siguiente texto ilustra muy bien esta idea:

Le invito a enviar esta carta a todos los componentes de su empresa:

Ustxd xs una pxrsona clavx:

Aunqux xl modxlo dx mi vixja máquina dx xscribir xs vixjo, funciona muy bixn, xxcxptuando una sola txcla. Ustxd pxnsaría qux con todas las otras txclas funcionando adxcuadamxntx, una sola txcla fuxra dx sxrvicio no sx notaría, pxro aparxntxmxntx, una sola txcla fuxra dx sxrvicio arruina todo xl xsfuxrzo.

Ustxd puxdx dxcirsx a si mismo.

“Buxno, sólo soy una pxrsona xntrx tantas, nadix notará si no doy lo mxjor dx mí”. Pxro sí hacx una difxrxncia, ya qux para qux una organización sxa xfxctiva, nxcxsita dx la participación activa dx todos y cada uno, xn su mxjor capacidad.

Así qux la próxima vxz qux ustxd crxa qux no xs importantx, rxcuxrdx mi vixja máquina dx xscribir.

Saca lo Mejor de Ti Mismo y de los Demás

.[/likereveal]

Comments are closed.