Primer Error: Pensar que Negocios Online = Negocios Offline

 

Los negocios en internet funcionan de forma distinta a los negocios físicos, a la vez que siguen los mismos principios que los negocios físicos (offline), a saber:

 

 

–       Hay un principio básico en internet: las personas compran a las personas. ¿Por qué?: porque necesitan confiar en quien está al otro lado de su ordenador, esto implica saber quién es esa persona, ponerle cara y ojos, por eso es tan importante tener nuestro blog en el que nos posicionamos como expertos de algún nicho o nichos específicos de mercado, aportando valor a los visitantes con nuestros artículos.

 

–       El sitio web no tiene un proceso e instalaciones físicas como el offline (tienda o clínica), sin embargo debe definir un proceso y un recorrido que quiere que haga el visitante dentro de la página, para así optimizar el tráfico generado hasta nuestro sitio web.

 

–       Tu único objetivo es enfocarte en crear productos, mejorar tus servicios y atraer a los visitantes a tu página web. El resto lo puedes delegar a un programa o a una persona. Tan pronto comiences a delegar, tu negocio empezará a crecer en internet, pero cuidado aquí: evita delegar el trabajo de tu sitio web en una persona técnica que no tenga criterios comerciales porque te puedes encontrar con sitio web precioso que resulta bastante inútil porque so,o sigue criterios de diseño, pero no criterios comerciales.

 

–       Las personas entran en internet a BUSCAR INFORMACIÓN, generalmente gratuita, lo mismo ocurre en la tienda o la clínica y ahí aparece nuestra habilidad para transformar esa búsqueda de información gratuita en negocio, sabiendo enfocar hacia la venta y sabiendo cerrar.

 

–       En internet la competencia es mucho más dura: nuestra competencia en la bandeja de entrada de nuestros posibles clientes es: su familia y amigos, ¿qué mensajes crees que van a la papelera antes, los de ellos o los nuestros?.

 

 

 

Segundo Error: Diseñar Primero la Página Web

 

Como ya tenemos una tienda o clínica veterinaria pensamos que tener presencia en internet consiste en poner en una página web de una manera más o menos organizada lo que hacemos y ofrecemos en nuestro negocio físico, la cuestión es: ¿las personas buscan en internet lo que nosotros tenemos en la forma que lo ofrecemos?.

 

Es imprescindible antes de pasar nuestro negocio físico a internet, saber qué es lo que las personas están buscando en internet y como lo buscan, que palabras clave son las adecuadas y donde realmente hay negocio.

 

 

 

 

Tercer Error: Distraer a los Visitantes con Agujeros Negros

 

¿Qué son los agujeros negros?: son puntos de salida de nuestro sitio web que proporcionamos a los visitantes, por ejemplo enlaces a otras páginas que no forman parte del recorrido que hemos definido previamente. Estos enlaces aportan información al visitante (p.e.: un video de youtube) pero una vez que el visitante está viendo ese enlace, ya salió de nuestra página y se va a distraer con cosas nuevas que harán que no vuelva a nuestra página y después de lo que nos costó que llegara hasta ella le abrimos la puerta para que salga.

 

 

Cuarto Error: No Tener un Objetivo Claro

 

Si nos limitamos a reflejar en nuestro sitio web lo que ofrecemos en la tienda/clínica estamos limitándonos a informar y conseguimos que entre y salga mucha gente de nuestro sitio web sin pena ni gloria, es decir, no vamos a sacar mucho más partido a nuestro sitio web que el hecho de que la gente sepa que tenemos página web y que tenemos una tienda /clínica.

 

Es muy importante tener un objetivo claro: construir listas de suscriptores, ¿qué significa esto?: significa que necesitamos construir confianza con los visitantes y para ello necesitamos interactuar con ellos varias veces, un mínimo de 7 a 10 veces para que empiecen a confiar en nosotros y estén dispuestos a hacer lo que les vamos a ir proponiendo.

 

Es clave tener claro que en internet el dinero está en la lista, ¿en la lista de qué?: en la lista de suscriptores. Nuestro objetivo prioritario debe ser construir la lista/listas de suscriptores, convertir el tráfico de visitantes a nuestro sitio web en suscriptores de nuestro sitio web. Para poder generar esos impactos en las personas necesitamos que dependa de nosotros y no de ellos el volver a interactuar, para ello necesitamos tener su email.

 

¿Cómo conseguimos el email de los visitantes?: regalándoles algo a cambio (la información tiene un precio)., por ejemplo, un ibook (un documento pdf) de 10 hojas hablando sobre un tema que hemos visto que suscita interés porque hay más de 4.000 búsquedas mensuales en google.

 

 

Quinto Error: No vender lo que el cliente quiere

 

Aunque tengamos ya definido el surtido de nuestros productos y servicios en nuestro negocio físico (tienda/clínica), en nuestro sitio web debemos centrarnos en aquello que hemos visto que las personas buscan más por internet, no en lo que nosotros consideramos que es mejor o que nos va mejor que nos compren.

 

Sexto Error: No Crear una Página que se Maneje Sola

 

La creación de la relación con los suscriptores podemos hacerla de forma manual, lo cual va a ser un caos o podemos hacerla creando procesos automáticos y utilizando una magnífica herramienta que es el AUTORRESPONDEDOR, que nos permite programar de forma automática todos los contactos que queremos tener con cada persona que se convierte en suscriptor, de forma que independientemente de cuando se suscriba, vamos a tener con él el mismo tipo de impactos y comunicación, con el objetivo de construir la relación con él y crear confianza.

 

 

Séptimo Error: Querer que los visitantes confíen en nosotros a la primera

 

Primero debemos construir la relación con el visitante de forma que CONFÍE en nosotros y llegado el momento le ofreceremos algo, pero no antes de al menos 7 a 10 impactos en los que le hemos podido enviar varios emails con un link a nuestro blog para que lean el último artículo que hemos escrito sobre los temas que hemos visto que interesan a nuestros suscriptores y en los que hemos decidido especializarnos (nichos).

 

Así que recordemos, internet nos ofrece muchísimas posibilidades y lo primero que necesitamos es conocer las reglas del juego y las herramientas y recursos que podemos utilizar, que son muchos y en muchos casos: gratuitos.

 

Leave A Response